KACEROLADAS

welcome

Ley de Propiedad Intelectual


La nueva ley de Propiedad Intelectual, o más bien, la modificación de la misma, supone que ahora habrá que tener más cuidado con lo que escribimos en los blogs y redes sociales, aunque en un principio no parezca que el Gobierno vaya a sancionar a los que escribimos en estos medios si lo hacemos sin ánimo de lucro, si deja abierta la puerta a hacerlo cuando se citen textos o se agreguen enlaces aunque se forme parte de la licencia Creative Commons.

Como es bastante arbitrario y no está muy bien definida la línea que separa una mera cita sin ofender ni causar perjuicio al autor, entre otras cosas porque también le estamos dando publicidad gratuita como es mi caso, del grave perjuicio como puede ser usurpar textos, contenidos, música, ofrecer enlaces de descarga o simplemente añadiendo esos contenidos a una web con la que se gana dinero incluso con anuncios, la menda se está planteando dejar de poner fotos de un famoso dibujante de viñetas que me encanta, enlaces a música que me gusta o incluso poner los enlaces de los artículos que leo y después comento en plan irónico.
Si bien no entiendo muy bien por qué debería dejar de enlazar todo esto cuando en sus mismas páginas originales en dónde han publicado sus obras, aparece un botón que pone SHARE  lo desplegamos y nos permite compartirlo en multitud de redes sociales o incluso obtener el código html para insertarlo en nuestra web. Digo yo que si tales acciones fueran contra la ley, deberían desaparecer dichos botones.

Este anteproyecto aparece en la página del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte aquí. (espero que el enlace a una página del Gobierno no infrinja ninguna ley) y recomiendo leerlo.  Más que nada porque me parece que una cosa es piratear obras de otros y otra compartirlas o citarlas sin ánimo de lucro y dejando claro quien es el autor. Eso sí, ahora nos daremos cuenta de qué asociaciones se lo van a llevar crudo, de que en este país la forma de gobernar es para que los amigos y resto de mamandurria vivan del cuento y de que las libertades se reducen cada vez más.