KACEROLADAS

welcome

Post de Juan Carlos (leer hasta el final)



Entrada del blog   "Qué hacer cuando uno está aburrido"

17/07/12

Cosas curiosas sobre la función pública

Me llega por correo y es un bonito ejemplo de eso que se lleva ahora, que está tan de moda, externalizar los servicios públicos, posiblemente para abaratar costes... ¡JÁ!
MÁXIMA DIFUSIÓN

Esta mañana me ha puesto encima de la mesa un compañero el BOE del miércoles 13 de junio de 2012, en el cual se ha vuelto a licitar la contratación del servicio para la impresión, manipulado y envío de documentos de vidas laborales y bases de cotización de la Tesorería General de la Seguridad Social. El valor estimado del contrato es de: 4.711.640'00 euros. Y nosotros, trabajadores de la TGSS, sin paga extra de Navidad. ¡FLIPANTE!
Para los que no sepáis cómo ocurrió la “privatización” del servicio de expedición de vidas laborales, os pongo en antecedentes: las vidas laborales y bases de cotización eran un servicio que sólo se ofrecía por la TGSS. De repente decidieron (los de siempre) que se externalizaba el servicio de vidas laborales. Así que actualmente la vida laboral tan sólo se puede conseguir a través de una llamada a un teléfono 901 (y que envían al domicilio del interesado; domicilio que, si no está actualizado, deben dirigirse a la Administración de la TGSS para su modificación y posterior envío por correo de su vida laboral al domicilio ya actualizado) o a través de Internet. Muy cómodo y funcional. Lo de acercar la Administración al ciudadano ya hace tiempo que se lo pasaron por el forro de la camisa.
Y también se les ocurrió a los lumbreras (los de siempre) hacer una campaña anual de vidas laborales y bases de cotización que envían a “toda la población”, y este es el tema que nos ocupa. Así tenemos que:
  • los que necesiten un vida laboral y se acerquen a una Administración de la Tesorería no podrán obtenerla al momento y, en cambio,
  • los que no la necesiten ni la quieran para nada se les envía igual, para que empapelen la habitación de sus hijos o hagan unos bonitos aviones de papel.
Lo cual me lleva a hacerme unas inocentes preguntas:
  • ¿a qué empresas se les está pagando estas contrataciones para unos servicios que YO, funcionaria de la TGSS (y mis compañeros) perfectamente podríamos y “deberíamos” hacer?
  • ¿a dónde va parte de ese sueldo que me están quitando año tras año? ¿al pago de estos servicios?
  • ¿cómo puede ser que se recorten las necesidades básicas de la población: sanidad, educación, prestaciones sociales, sueldos, subidas de impuestos… y NO se pare este “despilfarro” de dinero hacia empresas privadas?

Sigue leyendo.....pincha AQUI

2 comentarios:

Dean dijo...

Hay una palabra para definir lo público: historia. En los libros de esta materia se le contará a los niños de las generaciones venideras, que hubo una época en la que no todo había que pagarlo con dinero.
Un saludo.

Emilio Manuel dijo...

Están desmantelando la administración pública y privatizando servicios y todo ello sin pasar por el parlamento.

Un saludo