KACEROLADAS

welcome

Intimidades


Dicen por ahí que las mujeres somos muy frioleras y yo como buen ejemplo de ello soy de las que no me quito el pijama de guatiné y los calcetines de pata larga (largo sobaquero) hasta el 40 de mayo.
Cuidadín que sé que estáis pensando y para todo hay solución: unas gotas de Chanel namber faif en la vuelta de los calcetines, un liguero así descuidado saliendo por encima del pantalón pijamero... ejem...cada una sabe.
pero tengo un problema:
El husband es justamente lo contrario, suda hasta en pleno invierno y aunque no voy a deciros con qué ropa duerme (¡cotillas que os veo!) le sobra todo mantas, colcha y sábana incluida, prendas que echa encima de mi lado de la cama, porque hay una línea invisible que dice que de aquí para la derecha es tuyo y de aquí para la izquierda es mío. Pero aunque sea con doble capa y encebollada hasta las orejas, los pies los tengo helados y el husband calentitos así que voy invadiendo su lado de la cama hasta que lo acorralo en el mismo larguero.
Husband (extendiendo el brazo por encima de mi)- A ver por qué tu tienes un metro de distancia hasta el borde de la cama y yo sólo un palmo.
Yo- ¡Ains, nene! es que tengo frío
Husband- Si pero yo estoy sudando y tú me das más calor.
Yo- Nene déjame un ratito sólo hasta que se me calienten los pies que si no, no consigo dormirme.
Husband- Mira dónde me tienes y estoy de lado, si me pongo plano me caigo de la cama.
Yo- ¡Juer qué quejica! cuando quieres bien que te arrimas.
El husband a los cinco minutos y después de hacer equilibrios en el larguero me da un empujón todo lo larga que soy hasta arrinconarme en el borde, saca la mano, mide un palmo y dice:
¡y no te muevas de ahí que pareces una garrapata!
Yo- Lo tienes claro...como no me grapes...

22 comentarios:

Kassiopea. dijo...

Yo también soy friolera. Y qué mal se pasa en invierno.

Álvaro dijo...

Pues yo también soy friolero! Pero paso muy bien el invierno... ¿Hacemos una encuesta?¿Eres frioler@?¿si o no? jaja.

Saludos

joão l.henrique dijo...

Por isso se diz que o verão é a manta dos pobres.

um beijo.

Enric Pérez dijo...

Es que sois pastás, igualicas. Las mujeres soleis tener más frío porque tenéis más agua en el cuerpo.
A mí me pasa como a tu husband, yo estoy en la esquina, ella en medio y siempre hay un buen trozo al otro lado. Entonces me medio incorporo y digo "¿Estamos esperando a alguien? ¿Vamos a hacer un trío?"
Solución: Una cama más grande (o dos individuales juntas) y dos nórdico individuales.
Beso.

Logan y Lory dijo...

Lomonaco vende unos colchones adaptables para las parejas incompatibles pero inseparables...
Claro, que si lo que te gusta es dar la tabarra y la marcha pues.....

cactus girl dijo...

Jamía, has descrito una noche cualquiera en mi lecho con mi "gerente"...

Y eso que mi cama es 2x2...pero ni con esas nos apañamos respecto al frío y al calor..

Pobres hombres...Pero y digo yo, porqué tienen tantissssssma calor estos chicos? Coño, qué termostato es el que les viene de serie??

Su dijo...

Jeje, todo eso me suena, sobre todo lo de los pies, y eso que el mío es más bien friolero. Me encanta que llegue el verano, en invierno estoy medio encogida todo el día :).

Amal dijo...

jejeje no eres la única, esto es muy frecuente.

ulises dijo...

En la cama pasan cosas divertidas aunque no tengan relación con el sexo.

Stultifer dijo...

Bolsa de agua caliente. No falla.

alma máter dijo...

jajaja... yo también, yo también soy friolera y los pies fríos hasta en verano...
Lo que pasa es que no soporto que nadieeee me los toque, con lo cual ya me encargo yo de calentármelos...

Un beso!

danimetrero dijo...

Te vas a reir pero te contaré que estoy pensando en patentar un invento que se trata de una colcha que es mitad nordica -mitad normal. Ideal para caluroso- fiolera. ¿que te parece?
creo que a todas las parejas les pasa algo asi.

EriKa dijo...

Hija mía...que eso me pasa a mí, el es caluroso y yo tengo los pies como tempanos de hielo, a veces me ha llegado a decir cuando se los coloco encima ¿pero es que estas muerta?
Y lo de la distancia en la cama tambien, creo que dorminos los dos en las dos puntas de la cama,(aunque el dice que yo la ocupo toda)...mentira, creo que se mete alguien entre nosotros por la noche a dormir en la cama y no nos damos cuenta

Bérnicus dijo...

Bueno, estos problemas yo creo que les pasan absolutamente a todas las parejas... En mi caso Elma, con las variaciones que tiene de frío y calor, que tan pronto se sofoca y le sobra todo como coge frío y me roba las mantas, pues a priori resulta una pareja incómoda para dormir con ella. Ah, pero a cambio yo soy una especie de figurita de Lladró: Tal como me tumbo, así me despierto, sin haberme movido un mílímetro. Así pues, no me molesta nada que ella se mueva por los dos.

Si es que al final resultará que efectivamente somos tal para cual!

Ciberculturalia dijo...

La convivencia es lo que tiene pero hay soluciones para todo...
Divertida entrada
Un beso

Alijodos dijo...

oye que a mi mujer le pasa igual y a mi lo mismo que a tu marido..jejeje un abrazo me identifiqué mucho con la escena...

Dean dijo...

Lo del frío es una excusa para arrimarse y buscar otro tipo de calorcito, cuando ellas no quieren no se acercan aunque se estén congelando o muriendo, lo que pasa es que utilizan un lenguaje muy diferente al de los hombres.
Un saludo.

Juanjo dijo...

Me he visto bastante reflejado en esta entrada.La verdad es que no es un topico:las mujeres sois tremendamente frioleras y nosotros sudamos enseguida.
Personalmente en verano cuando hace un calor insoportable,me mudo a otra habitacion porque si no,no la dejaria dormir en toda la noche.
Besos

Nueve dijo...

A mí me dicen que que me pongo más ropa para ir a dormir que para salir de casa. Creo que no me gana nadie.

Un besito.

Ana dijo...

Menos mal que el mío también es friolero, lom único que discutimos quien pone los piés en cima de quién,ejejee

Lakacerola dijo...

Veo que a más de un@ le pasa lo mismo ¡eeeeeeh!
Gracias por los comentarios.

Fiebre dijo...

Jamía. Las mujeres tenemos el trasero y los pies fríos de nacimiento, (o eso dicen mis compis de trabajo).

Y ellos sudan como pollos.
Es un mal endémico. Tan antiguo como el mundo y con pocos visos de cambiar.