KACEROLADAS

welcome

Nuestros dioses


La semana pasada leí un artículo acerca de las palabras del gobernador del Banco de España sobre la amenaza que supone para ellos el paro masivo, artículo que recomiendo no sólo por la visión retorcida que tiene el gobernador de interpretar la crisis y quién la ha provocado sino por un detalle importante y cito textualmente:

"Las declaraciones (...) son un eslabón más de una cadena constante de interferencias en la labor del gobierno, a quien a cada instante somete a prueba ante los ciudadanos poniendo en duda sus medidas y propuestas, generando así una presión continua que lo debilita y que produce una inevitable desconfianza y pérdida de credibilidad en el gobierno socialista que solo favorece a la derecha y a los sectores económicos más privilegiados".

Con la palabra "interferencias" me viene a la cabeza las últimas declaraciones de cualquier personaje influyente que haya salido últimamente en los medios con alguna frase lapidaria, eslogan o proclamación solemne. Cada vez que en éstas se incluye alguna expresión como crecimiento de -1,4%, PIB inferior a la media, no se crecerá a menos que se haga esto o aquello, la rigidez del mercado laboral, el rescate a Grecia, etc,etc, la bolsa sube o baja drásticamente e incluso en el mismo día si de repente vuelve a salir algún otro personaje influyente que desdice lo dicho o aporta nuevas visiones para aportar algo de positivismo.

El artículo me ha hecho pensar hasta qué punto hacemos caso de estos personajes, tanto la opinión pública como otros economistas, gobiernos... y todos se hacen eco como si fuese "Dios" quién ha hablado, les hemos dado la máxima autoridad sin cuestionarlos y ahora nos marcan cómo debemos vivir, qué tipo de sociedad es la mejor, qué debemos producir y que no e incluso si hubiera algún atisbo de cambio de sistema económico ellos mismos se encargan de echarlos por tierra utilizando los medios de comunicación con sus números, estadísticas o teorías, o citando que en determinada época se probó y no funcionó o simplemente diciendo que todo lo que no sea su opinión es "demagógico" como si ser demagógico fuese una enfermedad infecciosa pero ser "oligarca" es lo mejor del mundo. Por eso si alguno de esos dioses dice que España seguirá con crecimiento cero o negativo en este trimestre o durante x años es suficiente motivo para que ningún inversor extranjero quiera invertir aquí y por tanto evidentemente el crecimiento será cero o negativo y todo...porque lo ha dicho "Dios" y eso que "Dios" también se equivoca.

(Imagen sacada de aquí)

11 comentarios:

Stultifer dijo...

A más paro, menos consumo, menos movimiento de dinero, más riesgo.

Juanjo dijo...

Supongo que tendran miedo a que la gente les deje de pagar sus creditos

Logan y Lory dijo...

Como botón de muestra el ínclito Aznar, que lo que más le gusta hacer cuando sale al extranjero es despotricar sobre España y lo mal que nos va. Y MAFO, otro que tal baila.

Dean dijo...

Pues acabo de ver cifras de la unión y muchos países ya están creciendo, sus inflaciones en aumento y cuando ya se empieza a gestar la próxima crisis -que vendrá en unos diez años-
(un nuevo ciclo de la economía)
en España aún no se sale del foso. Los dioses de esta sociedad son el dinero, el dinero y el dinero.
Un saludo.

Kassiopea. dijo...

Europa está saliendo de la crisis, y nosotros no se sabe cuándo.

Álvaro dijo...

Yo creo que el paro es el punto clave. Como dice Stultifer, a más paro, menos consumo, y ese es el verdadero problema. Todo es una cadena.

Saludos

EriKa dijo...

Nos va a costar salir de esta, y aquí el problema es que todos quieren ganar, aunque sea a costa de hundir más el país.
Besos.

Enric Pérez dijo...

Ya se decía en tiempos quello de "cuanda habla fulano sube el pan"

Ciberculturalia dijo...

Efectivamente nuestros dioses o más bien los de ellos para ser sincera, son esos: los que defiende MAFO y muchos más, esos que hacen dudar y dudar a nuestro socialista presidente. Esos que siempre y siempre se apellidan DINERO
Besos

Balovega dijo...

Hola Kaceroladas..

Menos mal que no tengo créditos.. jajaja...

Espero que aunque no te gusta la poesía de casa, me hayas votado en bitacoras, jjajaja.. es broma

Un abrazote por ser sincero.. bellos sueños

Bérnicus dijo...

Una opinión vale tanto como la sabiduría, el criterio técnico o la competencia profesional del que la expresa.

El problema es que en este mundo mediático donde la apariencia lo es todo, y pocos (casi ninguno) saben apreciar quién es quién en este complejo mundo de "expertos" a veces más parecidos a chamanes africanos que a técnicos en una o varias materias, pasa lo que pasa.

Que el que la dice más gorda llama más la atención que quien da una explicación más concreta pero menos llamativa, aunque sea mucho más razonable e informada.

Así nos luce el pelo...