KACEROLADAS

welcome

La portada que "pica"


Cómo será que la persona a quién Fortune encargó la portada, Chris Ware, para celebrar su edición número 500, les ha dado un perfecto retrato del feroz capitalismo de las grandes empresas que dominan a EEUU. Se pueden ver ampliados trozos de la portada aquí, en las que se muestran alusiones al casino de Wall Street con sus bonos y acciones, las subprime, el hundimiento de la industria automovilística, el expolio del Tesoro Nacional, Grecia también expoliada, etc. Y mientras los grupos de presión financieros intentan ahogar o "matar" a través del partido republicano la propuesta de Obama a una regulación de los mercados. Evidentemente la portada no ha gustado...¿no querían caldo? Pues toma dos tazas...¡en sus mismas narices!
(Imagen tomada de aquí con la licencia de Creative Commons)

10 comentarios:

Enric Pérez dijo...

¡Prime! Esto de los gustos es tan subjetivo que si les preguntáramos a los griegos seguro que dirían que es una portada que se recochinea de sus desgracias. Tampoco me creo que haya molestado mucho a los que de verdad manejan el cotarro. A esos les da igual 8 que 80. Juegan en otra liga.
Besos.

Ciberculturalia dijo...

Extraordinaria portada y muy bien traida en estos momentos.
Un beso

AdP dijo...

Quien se pica, ajos come. Dicen, dicen.

Saludos.

EriKa dijo...

Ya les está bien empleado... ajos para todos.
Besos.

alma máter dijo...

Je,je.. ni puñetera gracia que les habrá hecho... (pues a mi si)

Un beso.

Dean dijo...

Se parece a las portadas del ABC, siempre mostrando lo malo del partido de gobierno. Ya me había fijado en esta portada y ya le han echado para atrás la propueta a Obama, la idiosincrasia norteamericana es cosa seria.
Un saludo.

Juanjo dijo...

A mi me parece una portada genial

ulises dijo...

Esta revista seguro que no pertenece al imperio de Murdock.

Álvaro dijo...

La portada está bien, pero no me parece que esté bien lo que hacen los griegos... y no creo que les haya hecho gracia ninguna.

Saludos

AZAHARA dijo...

Pues me parece una forma estupenda de representar la cruda realidad. Ole!