KACEROLADAS

welcome

De profesión: opositor


Me apetece comentar sobre el tema de las oposiciones porque hay muchos rumores acerca de que las administraciones quieren congelarlas. Todos sabemos que la tan manida crisis ha dejado sin trabajo a mucha gente y seguirá así a juzgar por el informe del Banco Central Europeo y me parece fatal que si la empresa privada nos echa a la calle lo haga tambien la pública dándonos con la puerta en las narices. Es más debido a toda la corrupción, especulación y demás males que ha habido y seguirá habiendo y los problemas en el mercado laboral como lo que le pasó al muchacho que trabajaba en una panificadora en Valencia, pienso que ya está bien, que el Gobierno debería dejar de ayudar a empresas privadas y en lugar de tanta privatización, tendría que nacionalizar más, por lo menos estaríamos más protegidos. He podido constatar que este año los presupuestos generales para 2009 y cito textualmente del Boe num.309 del 24 de diciembre del 2008 (...) incrementa las restricciones a la incorporación de personal de nuevo ingreso que no podrá superar el treinta por ciento de la tasa de reposición de efectivos lo que resulta congruente con la actual coyuntura, criterio que no será de aplicación en determinados supuestos, entre los que podemos citar al Personal de la Administración de Justicia, a las Administraciones Públicas con competencias educativas para el desarrollo de la Ley Orgánica 2/2006, de Educación, a las Administraciones Públicas con competencias sanitarias en relación con la cobertura de las correspondientes plazas en los hospitales y centros de salud del Sistema Nacional de Salud (...)

Bien pues serán muy congruentes con la coyuntura actual pero resulta que en la privada no hay más empleo, sobra gente y cada vez son más las personas que intentan buscar un lugar en la Administración del Estado y la prueba está en la cantidad de opositores que se presentan en las últimas convocatorias unos porque no tienen otra cosa y otros por mejorar su vida laboral. ¿Eso no le dice nada al Gobierno? Yo misma he llegado a trabajar en una empresa con una jornada laboral de 10 horas y media de lunes a viernes y 5 horas sábados alternos, eso si firmando un contrato de 40 horas semanales y ¡esas son lentejas, si las quieres las comes y si no...! Todos sabemos que por el tipo de economía de mercado que tenemos es necesaria la empresa privada, pero claro, en época de vacas flacas lo primero que sobra son puestos de trabajo y la gente está cansada de pender de un hilo, con contratos de mierda y condiciones laborales lamentables. Así que ¿cual es el problema? ¿Por qué no se puede cambiar el tipo de economía? ¿Porque se pierde competitividad? ¿Porque se va la inversión privada? ¿Porque se corre el peligro de que al presidente del Gobierno se le ponga cara de Chávez? Pues que alguien me lo explique porque no lo entiendo. No se si la solución es que se nacionalicen más empresas o no, eso lo sabrán los políticos y economistas pero si se lo preguntan a los ciudadanos lo que si se es que la gente se da de tortas por ser funcionaria o simplemente por estar en las bolsas de trabajo de los servicios de salud de sus respectivas ccaa, de sus ayuntamientos o de sus corporaciones locales. Las condiciones de trabajo son muchísimo mejores, pero con enoooooormes diferencias con respecto a las empresas privadas: jornadas de 35 horas semanales y de mañana o tarde, ayudas sociales, dias de asuntos propios, permisos de maternidad, paternidad, por cuidados de familiares hasta 2º grado, y un largo etc que se puede comprobar leyendo el estatuto del empleado público 7/2007 de 12 de abril. También es verdad, que deberían controlar un poco más a los funcionarios, no me parece bien que entren y salgan a la hora que les da la gana, que se pasen una hora tomando café o que con la excusa del cigarrito se tiren más tiempo fuera de su puesto de trabajo que en él.

Pero lo más importante es que una vez que se consigue la plaza de funcionario: la vida está resuelta. Estos puestos no están supeditados al arbitrio de un jefecillo que diga que como ahora la cosa va mal pues tu a la calle y yo me quedo. Pues bien, dicho lo dicho y por si acaso las congelan, menda se ha subido al carro de las oposiciones porque estoy más que harta de la empresa privada, la mejor que le peguen fuego y a sus gerentes y directivos que les den (esta frase la he cambiado porque lo que quería escribir era otra cosa más fea) y si alguno da la casualidad que lee mi post y le pica, que se rasque hasta que se haga sangre y después se lo cure con salfumán. Así que me voy a apuntar a todas las oposiciones que se presenten, y si no saco plaza por lo menos intentaré entrar en bolsa de la respectiva administración. Las oposiciones de la Administración General del Estado están a la vuelta del verano a las que tambien me presento con lo cual a aquellos que me sigan o se dejen caer por mi blog, deciros que a partir de ahora limitaré más las entradas y puede que si en algun momento durante este verano pasan bastantes días sin que dé señales de vida es porque mis planes son los de pasarme encerrada en una habitación, eso si con aire acondicionado que ya casi estamos en verano , hincando el codo a trote cochinero.



2 comentarios:

Logan y Lory dijo...

La cosa está fastidiada para todo el mundo y es cierto que la estabilidad laboral que ofrece la función pública no se tiene en la empresa privada. También hay muchos tópicos falsos sobre los funcionarios. Nuestros sueldos están regulados por ley, no son altos y no hay pagas de beneficios ni otras prevendas que si se pueden encontrar en la empresa privada.

Es cierto que, salvo un expediente disciplinario, un jefecillo no te puede mandar a la calle, pero si puedes ser culpado y encarcelado por la mala gestión de un político que se lave las manos sobre el funcionario o verte sometido a una querella criminal por cualquier ciudadano enervado de turno, con lo que te juegas el trabajo (que nadie te ha regalado y que has conseguido a base de oposiciones)y el honor ante un juzgado, al que tienes que acudir para demostrar que eres inocente.

En fín, que no todo es oro para los funcionarios, pero las oposiciones son como el seguro de vida que todo trabajador aspira a tener.

Un interesante post.

Un abrazo

Lakacerola dijo...

Hoy en dia es preferible, por lo menos en mi caso, la estabilidad a un gran sueldo. Y a mi edad y como me dijo un empresario en una entrevista de trabajo: "señorita, está usted más preparada que una chica de 20 años, pero... busco a una entre 18-21 años" y otro despues de varias preguntas llegamos a la de ¿tiene hijos? Al contestarle que dos... ¡se terminó la entrevista ipso facto!
Pues eso, una está bastante quemada ya de la empresa privada, he probado la pública por estar en una bolsa, desde diciembre del año pasado estoy en dos, y no es lo mismo.
Gracias por vuestro comentario, es alentador.