KACEROLADAS

welcome

Trabajos y "EL TRABAJO"


La semana pasada una amiga me envió un mensaje adjuntando una copia de un contrato de maestra de 1923 el cual os transcribo


Hay que reconocer que hemos mejorado bastante, aunque todavía queda alguna empresa que a las mujeres que se casan las despiden, eso le pasó a una amiga de Orense hará más o menos 10 o 12 años, evidentemente no estaba escrito en contrato pero sí era una norma "no oficial" de la empresa que se transmitía de boca en boca y que en el caso de mi amiga se cumplió.

No voy a subir ningún modelo de contrato actual porque seguramente más de uno tendremos alguno en el cajón y sabemos cómo es pero también hay que decir que hay normas "no oficiales" que no firmamos y que hay que cumplirlas y pongo por ejemplo la archiconocida de que firmamos una jornada laboral de 40 horas semanales y en la mayoría de los trabajos nos dicen que hay que quedarse una hora o dos horas más, o aquello de que se sabe a la hora que se entra pero no a la que se sale, o lo de que firmamos un contrato de administrativo y en la práctica ejercemos de "chic@-para-todo", en fin, cada uno sabe lo que se ve "obligado" a pactar verbalmente si quiere dicho trabajo. Y yo me he preguntado ¿existe el trabajo ideal? Pues no se si existe o no pero he encontrado uno que se le aproxima bastante.

Así que vamos a hablar de "EL TRABAJO" y para ello, vamos a echar un vistazo a los trabajadores de Google. He encontrado el video 1 (1:39 min), video 2 (6:09 min.) y video 3 (6:52 min.), pero os subiré el tercero en donde muestra casi al final la filosofía de la empresa para con sus trabajadores.



¿Lo habéis visto ya? Pues hala, ¡a volver a la cruda realidad! eso no existe, es una nueva película de ciencia ficción que algún día proyectarán en nuestros cines o a lo mejor ni siquiera se llega a proyectar, no vaya a ser que nos guste demasiado.

2 comentarios:

Carmen dijo...

A ver, dónde hay que mandar el curriculummmmmmmm???????????? jejejeje
un beso

jsele dijo...

eso no es un trabajo es un chollo, ¿donde hay que apuntarse?