KACEROLADAS

welcome

Nuestros políticos y los de afuera



¿Cuál es la catadura moral de un político? Esto me lo he llegado a preguntar a lo largo del dia después de ver varios informativos, programas mañaneros y lecturas varias. Prácticamente no hay dia que no nos levantemos sin nuevos casos de corrupción, o de cómo van los juicios contra tal o cual dirigente, allegados y camarilla pululante y no sólo en el ámbito político sino también en el deportivo, económico, defensa...

Bien, si partimos de la base de que todo el mundo es moralmente aceptable, no voy a decir bueno porque todos sabemos que el que más y el que menos dice alguna mentira de vez en cuando o intenta ascender en su trabajo a costa de hacerle la "zancadilla" al compañero o sin llegar a hacerle la zancadilla si de dar "codazos" para que el de al lado no se le adelante, si podemos ver que es lo que pasa con alguien "aceptable" que quiere ser político. Puede tener muy buenas ideas, todos las tienen sean de derechas, izquierdas o centro, pero para llegar a lo más alto, tienen que rodearse de gente que les apoye y les ayude a subir. Y esto ¿cómo se hace?

Pues habría que preguntarle a los entendidos pero estoy segura que bien puede ser "untando" a las personas adecuadas, prometiendo todo lo que se puede prometer y lo que no también, "trepando" por encima de todo el que se pueda y más, "sobornando" a todo el que se deje, etc. Muchos de nosotros lo tenemos claro: si nos prometen un buen puesto de trabajo a nosotros y a nuestros allegados les votamos de inmediato. Y muchas veces lo hemos pensado: si yo fuera presidente, alcalde o tuviera un puesto similar, mi familia no iba a volver a pisar una oficina del Inem, eso como mínimo y por muy buena persona que se sea.

Lo que me preocupa es a los niveles de corrupción a los que se está llegando, es vergonzoso que nuestros políticos y los de afuera ya no les llegue con unos sueldazos, con colocar a toda su familia y allegados, con tener dietas pagadas, coches a su disposición, complementos para gastos de desplazamiento, pluses, gastos de representación, etc.; todo eso es legal y perfectamente aceptable y asumido por todos, a lo que me refiero es que ya no es suficiente, hay que "forrarse" como sea ya sea dejandose comprar o sobornar como gastando del erario público todo lo que se pueda. Así que si uno es moralmente aceptable cuando empieza su carrera política, cuando consigue llegar al poder entre devolver favores y aprovechar el cargo, la catadura moral termina siendo bastante pobre por no decir inexistente, por eso no es de extrañar todo lo que estamos viendo por los medios.
Ya se sabe, la vida política suele ser corta y cuando se llega al poder las alforjas con el dinero están a la vista y desde arriba se tiene que ver muuuuuuucho dinero.

Escándalo en el parlamento británico
Régimen económico de los diputados

3 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Dicen que lo mejor para no caer en la tentación de la codicia es entrar directamente en ella. Se aplica siempre a los políticos.
La codicia les corrupta y la codicia les hunde en la miseria en algunos casos. Y por eso la clase política es la profesión peor valorada desde los tiempos de los romanos que ya se envenenaban unos a otros con tal de controlar el poder.
Pero lo lamentable es que poco podemos hacer ante esto, sólo como has hecho tan buenamente tú, paladear y decirles que no nos tomen por tontos. Que al igual que no hay quinto malo, también sabemos que, tarde o temprano, no hay político bueno.

Saludos.

Logan y Lory dijo...

Se escapó una "rata". Donde pone paladear quise decir PATALEAR. Y eso seguiremos haciendo: patalerar con nuestra voz.

jsele dijo...

que mal pensados que sois, no dais ningun margen para la "presuncion de inocencia".
si los politicos son todo "entrega" y "devocion": "entregame" estos trajes y dime que te "devo" a cambio ....... };-) (presuntamente)