KACEROLADAS

welcome

La Gran Verdad


He encontrado esta "perla" de video y me parece tan bueno que sobran comentarios.

YouTube - Hipotecas "subprime" - The Last Laugh - George Parr - Subtítulos en castellano

Lakacerola bajo la gota fria



Hoy ha sido un día de perros en Cartagena. Ha llovido prácticamente todo el día desde las nueve de la mañana hasta bien entrada la tarde. Y la previsión es de más lluvias para el día de mañana. Y esto no se sabe si aquí es bueno o malo. Bueno para el campo sí es desde luego, aunque no se que campo porque la tierra se ve bastante árida. Y si a ésto le añadimos que las lluvias aquí no suelen ser suaves sino torrenciales, lo que hace es levantar la tierra y hacer destrozos.

Así que esto es lo que tenemos en Cartagena, aproximadamente un par de semanas al año de lluvias por decir algo, una que coincide más o menos en las fiestas de Cartagineses y Romanos y la otra para las fiestas de Semana Santa. Y encima de las que no nos benefician, o hay destrozos de cosechas, o hay inundaciones por las calles o en las ramblas, o casas que se llenan de agua porque no estan preparadas...

Asi que como nunca llueve a gusto de todos, y como esta parte de España, por su situación metereológica no parece formar parte de la península ibérica, haremos lo mismo que los de Jaén, ¡dejarla caer!.

Kacerolada económica


Como todos sabemos, a fuerza de ver muchos telediarios, las bolsas están descontroladas, la economía superestancada o en recesión, el paro en aumento casi exponencial, y la gente con bastante miedo en el cuerpo, pues si antes no se atrevían a hipotecarse debido a que los trabajos no eran seguros, ahora ya casi no saben lo que es encontrar un trabajo, porque los que eran "seguros", es decir, contratos indefinidos, resulta que con la crisis, si las ventas descienden considerablemente en una empresa, el gobierno permite los despidos de 20 dias por año y con un máximo de 2 años.

O sea que para que lo entendamos bien, si una persona lleva 15 o 20 años en una empresa, y cree que está ya bien situada, o que será el último en ser despedido porque la indemnización sería considerable, ¡¡¡ que se eche a temblar !!!

Este es el mejor momento de los empresarios para recortes de plantilla (pues son más baratos los despidos), para renovarla (pues si es personal jóven y la economía no se levanta, el hoy de la empresa se soluciona con contratos temporales), para pedir ayudas y subvenciones (la excusa perfecta es la crisis).

Y con este panorama, ¿todavía pretende el gobierno que se muevan los créditos para los particulares al pedir hipotecas? ¿con qué dinero va a pagar el español de a pie, si se queda sin trabajo?. Esta bien, el dinero también está destinado a las pequeñas y medianas empresas, para que la actividad económica se reactive, pero ¿qué contratos van a hacer? ¿de seis meses? ¿por obra y cuando se acabe la obra para la que han pedido el crédito, otra vez el personal a la calle?. No creo que con este parche y tal como están las cosas los empresarios se vuelvan locos contratando personal. Es un pez que se muerde la cola.

Me reafirmo en el comentario del 10 de mayo en el que si la raiz del problema estaba en que se había basado el modelo económico en el ladrillo y éste ya no daba más de si, cambiémos esto. Es necesario atacar el problema donde surgió y no sólo poner parches. Hay que volver a reactivar la industria, que tenemos muy poca, pero no como en el siglo XIX con la revolución industrial, sino de una forma sostenible con el medio ambiente.

Kacerolada de vuelta


Después de un verano intenso, en el cuál ha habido tiempo para trabajar, para relajarse, para hacer algún viajecito corto aprovechando los puentes, etc, etc, vuelve el otoño y con él la rutina. Así que ya podemos empezar a desempolvar esas películas que habíamos grabado y que no tuvimos tiempo de ver, leer ese libro que tenemos aparcado en la mesilla de noche y que tendremos que empezar desde el principio porque ya no nos acordamos ni de qué trataba, cogemos programacion de tv en mano o en mando para ver lo que echan por la noche por si merece la pena....

Pero muy a mi pesar y no se si le pasará esto a muchos españoles de a pie, las salidas en plan comer fuera, ir al cine, fines de semana de marcha, etc; debido a la crisis que se está viviendo (mi hipoteca a subido, y los precios de la comida también, entre otros gastos) se van a ver seriamente mermadas y vamos a tener que buscar otras alternativas de ocio más económicas en espera de tiempos mejores.